Cómo decorar con cuadros de mariposas

Cómo decorar con CUADROS y Mariposas

Crea tu propio estilo visual … déjalo ser único para ti e identificable para otros

Orson Welles

En el artículo de hoy vamos a dar algunas fórmulas para decorar con cuadros cualquier estancia de tu hogar. Creando un diseño ganador que atraiga todas las miradas.

Ya sean obras de arte vanguardistas o simples láminas decorativas, debemos pensar en el conjunto de la estancia que vamos a decorar. Es importante escoger bien los diseños, ya que un mal cuadro puede crear ruido visual y arruinarnos el resto de la decoración.

Decorar con cuadros es sin dudarlo un must en el diseño de interiores, pues aportan dinamismo a cualquier estancia, se trate de un gran salón, la cocina, el baño o el dormitorio principal. Siempre que estén bien distribuidos, nos aseguran el éxito del proyecto.

Se dice que una pared sin cuadros es un hogar sin recuerdos. Los cuadros dicen mucho de las personas que habitan una casa, cuentan tu historia y te definen.

Por tanto y llegados a este punto debemos preguntarnos:

¿Qué dicen nuestros cuadros y fotografías sobre nosotros?

No se trata solamente de ponerlos sin más en la pared, hay que pensar que queremos trasmitir con ellos y cómo vamos a contar nuestro relato a través de la decoración de nuestras casas.

En las próximas líneas te vamos a explicar cómo crear combinaciones armoniosas utilizando elementos de una misma línea decorativa, y cómo al combinarlos entre sí, en un esquema de colores análogos, podemos generar una composición que enamore.

No es necesario que todos los elementos de la composición sean iguales en forma y color, se trata más bien de mantener una unidad armónica con un estilo definido.

Decorar con cuadros de MARIPOSAS aportan vitalidad y atraen la fortuna a nuestros hogares.

Sigue leyendo y te explicamos el bello arte de decorar con cuadros.

4 pasos antes de empezar a colgar los cuadros

Existen 4 pasos que todo estilista realiza antes incluso de comprar los cuadros.

En primer lugar, debemos medir las paredes a lo largo y ancho y decidir la distribución que vamos a realizar y los límites de ésta.

Lo segundo que tenemos que hacer es observar los muebles que lo van a rodear. Es decir, si hemos optado por un solo cuadro y lo vamos a ubicar sobre el sofá, debemos dejar un espacio entre el cuadro y el sofá de unos 40 centímetros, y como el doble entre el techo y el cuadro, quedando lo más centrado posible.

mariposasrosas consejo: el cuadro o la composición de cuadros nunca puede ser más ancha que el mueble sobre el que lo vamos a ubicar. Siempre hay que procurar que no sobresalga.

Tercero: si por el contrario vamos a colgar los cuadros en una pared sin nada debajo. La regla de oro es colgarlos a la atura de los ojos. Para ello trazaremos una línea imaginaria de unos 1,50 metros entre el suelo y el cuadro.

Si vas a colgar más de uno, entonces situamos el más importante en el centro y el resto los distribuimos a su alrededor.

Tomando como referencia el nivel de los ojos del observador ni demasiado altos para no forzar la vista, ni demasiado bajos ya que se pierde la perspectiva.

Dibujar una línea horizontal imaginaria que atraviese los cuadros y luego distribuirlos arriba y abajo con el eje central como punto focal.

Cuarto: el tamaño de los cuadros irá en proporción a la pared. Podemos combinar cuadros de varios tamaños, pero siempre de acuerdo a las dimensiones de la estancia.

Un cuadro para cada estancia y una estancia para cada cuadro

Y recordar que el tamaño y el color de los marcos ha de ser homogéneo (aunque no tienen por qué ser todos iguales) habrá que buscar la simetría en el conjunto.

Por último y antes de lanzarte a hacer agujeros en tus bonitas paredes prepara un croquis y sitúalos en la pared para hacerte una imagen mental de como quedaran.

Ideas para decorar con cuadros y Mariposas

Porque no se trata solo de llenar paredes, sino de crear historias.

En el mercado existen numerosas obras de arte con las MARIPOSAS como punto central. Si tu presupuesto no te da para colgar un Dalí en tu salón, puedes tomar nota de estas fabulosas ideas para decorar con cuadros y mariposas.

Los cuadros son siempre un punto focal de la estancia, por lo tanto, hay que buscar que el diseño se integre con el resto de la decoración.

Transforma tus paredes con estas divertidas ideas para decorar con mariposas:

  1. En el cabecero de la cama. Escoger bien los colores para que se integren con el resto de la decoración, elegiremos un cuadro horizontal que acompañe a la línea de la cama o varios formando un collage.
  2. En el baño. Colgamos una manualidad de cuadros con mariposas hechos de cartón y láminas decoradas.
  3. Cuadros de tela que puedes hacer tu misma.
  4. Comprar un marco vacío y pégale mariposas en 3D de papel.
  5. Cuadros a crochet con mariposas de colores.
  6. En punto de cruz, el éxito está asegurado.
  7. Utiliza patrones de mariposas gigantes para bordar.
  8. Dos mariposas juntas en un cuadro simbolizan la unión y la felicidad.
  9. Crear un conjunto de cuatro láminas con bonitas mariposas y enmárcalas y así crear un solo cuadro que parezca más grande.

Con estos consejos llenarás tus paredes de mariposas y unas pinceladas de alegría.

Cómo colgar cuadros con estilo y personalidad

En el arte de decorar no existen reglas marcadas a fuego que haya que seguir sin rechistar, se trata más bien de definir los gustos de cada persona y adaptarlos a esas normas no escritas sobre decoración de interiores.

Sin embargo, existen ciertos esquemas a la hora de decorar con cuadros que vamos a detallar a continuación:

Se recomienda colgarlos a la altura de los ojos. Aunque la tendencia de estos últimos años ha cambiado esta norma y es frecuente ver cuadros a diferentes alturas e incluso apoyados en el suelo o en estantes sin necesidad de ser colgados.

Debemos tener en cuenta las siguientes pautas

  1. Escoger el tipo de cuadro que vamos a utilizar.
  2. Definir la temática.
  3. Elegir los marcos y el color, ya que de ello dependerá su ubicación en la estancia.
  4. El número de cuadros que vamos a colgar.
  5. La forma de los cuadros.
  6. La simetría o la asimetría en la que los vamos a distribuir.
  7. La regla de oro: en el arte de colgar cuadros las paredes son las que mandan. Por tanto, debemos fijarnos en el dónde y el cuántos.

Para decidir la cantidad de cuadros a colgar hay que tener en cuenta el espacio disponible.

✓ Si se trata de una pared grande podemos optar por colocar una pieza grande que destaque o disponer varios formando un collage.

✓ Si vamos a distribuirlos por un pasillo estrecho, podemos colocarlos en vertical en grupos de 3, lo que nos dará la sensación de amplitud y parecerá que los techos son más altos.

✓ Si por el contrario el pasillo es largo, lo normal es ubicarlos en hilera para completar el espacio.

✓ En habitaciones grandes o espacios unificados, podemos utilizar los cuadros para delimitar espacios. Por ejemplo, en una cocina abierta al salón, un cuadro nos puede indicar dónde empieza la zona de estar y dónde la cocina.

Lo importante es situarlos formando un conjunto armónico geométricamente. Creando un orden visual que resulte atrayente.

La distancia entre cuadros la determinan los marcos: siempre hay que ponerlos al doble de distancia de lo que mida el marco más grande. Es decir, si nuestro marco mide 3 centímetros tendremos que guardar una distancia de 6 centímetros entre cada cuadro.

Cuanto más grandes son los cuadros, más separación tenemos que guardar entre ellos. Por el contrario, si los cuadros son pequeños la distancia entre ellos será menor.

⭐ Ojo no podemos olvidar el resto del mobiliario. Para muebles altos ubicaremos nuestros cuadros en vertical, para muebles bajos utilizaremos una distribución en horizontal.

Si tienes un sofá de 3 piezas, debemos colocar sobre él un cuadro en horizontal.

El secreto consiste en formar asimetrías mezclando formas y colores; una buena idea es incluir espejos al diseño, ya que éstos amplían la luz y el espacio.

Crea composiciones de cuadros siguiendo un criterio, trazando un eje central conseguimos crear una simetría visualmente atractiva.

mariposasrosas consejo: si vas a colgar cuadros en una escalera, éstos han de estar bien alineados escalonadamente. ⛔ Y recuerda que nunca se deben colgar cuadros en las escaleras que no estén bien sujetos ya que podrían caerse y provocar accidentes domésticos.

Consejos para que tus composiciones impacten

En mismariposasrosas.com sabemos que enfrentarse a una pared vacía es un reto que todo diseñador ha de afrontar con valor y entusiasmo.

La decoración con cuadros es un desafío emocionante en el que poner todo tu arte y creatividad para conseguir resultados espectaculares que enamoren.

  • La disposición de los cuadros guía la mirada del visitante hacia donde nosotros queremos.
  • Jugar con los marcos y la pintura de las paredes y así conseguir un impacto visual que destaque.
  • Hacer un conjunto ecléctico como si de una sola pieza se tratara.
  • Dejar espacios en blanco entre elementos para que la vista se relaje y así evitaremos recargar espacios.
  • Quien ha dicho que no se puedan colgar cuadros en el cuarto de baño.

Lo primero que debemos resolver es si la composición será simetría o asimetría, esa es la cuestión…

  1. En una composición simétrica los marcos han de ir alineados. ➨ La simetría no solo se consigue con las formas y el color. También con la temática.
  2. En una composición asimétrica la coherencia entre los elementos marcará la línea de nuestro diseño. ➨ Al repetir varios patrones lograremos una distribución que resulte agradable y elegante.

Podemos ir un paso más allá y no solo limitarnos a los cuadros, láminas y fotografías. Espejos, flechas y estrellas o incluso marcos vacíos son también una tendencia en alza, junto con los mensajes positivos enmarcados.

Atrévete a innovar y enmarca unas bonitas mariposas: pega unos stickers en tus paredes y cuélgalos como verdaderas obras de arte.

Existen alternativas a colgar los cuadros

  • Puedes colocarlos reposando sobre el suelo.
  • Apoyarlos directamente sobre los muebles como un aparador o mesa auxiliar del salón.
  • En una balda que puedes comprar por Amazon o en la sección de hogar de Ikea.
  • Sobre una repisa larga de pared a pared. Coloca varios cuadros de diferentes tamaños o combina varios estantes a distintas alturas.
  • Si no te atreves con el taladro puedes optar por otras alternativas menos invasivas como ganchos adhesivos.

Podemos incluir cuadros sin marco cuando el cuadro en sí mismo sea el verdadero protagonista y no quiera compartir escenario.

Si tus paredes no son blancas, juega con los colores y las texturas para hacer que tu cuadro destaque. Puedes elegir un marco divertido con mariposas en 3D para resaltar el diseño.

Otra cuestión importante es el número de cuadros a colgar

  1. Una única obra, cuando el cuadro tenga la suficiente fuerza para ir en solitario y queramos darle el protagonismo que se merece. Entonces lo situaremos sobre una pared sin nada alrededor para que destaque.
  2. Situar dos cuadros iguales uno al lado del otro. Iguales en forma, tamaño y color. No tienen por qué ser idénticos, basta con que sean de la misma temática.
  3. Composiciones impares. Según el Feng Shui las composiciones iguales tienen que ser siempre impares.
  4. Creando un mix con varios tamaños, colores y texturas.
  5. El truco infalible de las 3 en raya: coloca 9 cuadros dispuestos en una cuadricula como en el juego de las tres en raya y consigue una unidad visual equilibrada.

11 tips para colgar cuadros

  1. Jugar con distintos tamaños eligiendo uno como punto focal que nos servirá de referencia para distribuir el resto.
  2. Ilumina la parte superior del cuadro con focos y conseguirás un efecto de película.
  3. Sitúalos en una zona de paso para que no pasen desapercibidos.
  4. Ubica el centro de tu composición a la altura de los ojos para que la distribución sea coherente.
  5. No mezcles fotos en color con fotos en blanco y negro.
  6. Puedes usar marcos de distintos tamaños, pero con el mismo diseño, te ayudará a darle sentido.
  7. Escoge un elemento que destaque y ubícalo en el centro para captar la atención.
  8. Para el dormitorio, utiliza una distribución simétrica y lograrás orden y equilibrio.
  9. Si lo que buscas es romper la armonía, añade un espejo a la composición. Tendrás un efecto WOW.
  10. Rescata fotografías antiguas para crear un collage.
  11. Enmarca postales de tus viajes. Tus recuerdos quedarán fabulosos y se integrarán a la perfección con tu decoración.

Crea rincones instagrameables en tu casa para compartir tu creatividad con tus amigos.

Reflexiones

Cuando llego a una casa y observo su decoración (porque seamos realistas, tod@s lo hacemos) y veo los cuadros siempre me pregunto:

¿Qué historia nos cuentan los cuadros en esta casa?, ¿Cómo llegaron allí, fue de casualidad o intentan decirnos algo?

También existe el caso contrario de aquellas casas con paredes vacías pidiendo a gritos un poco de atención.

Sea cual sea tu estilo aquí encontraras ideas exclusivas para decorar con mariposas y horas de diversión para lograr que tus diseños impacten.

Arte y mariposas son conceptos que van de la mano y son siempre una apuesta segura. Decora con cuadros de mariposas y flores que nada tienen que envidiar a los de Instagram.

Para que tus cuadros expresen lo mejor de tu personalidad puedes simplemente colgarlos de tus paredes o puedes optar por revelar el artista que llevas dentro. Depende de ti.


No te pierdas nuestros nuevos post para seguir decorando con Mariposas.

Comparte, Difunde, Comenta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *